Cuando encuentras a un amigo

En la vida hay veces que tienes suerte y te encuentras con gente que es especial, personas que te marcan para siempre. Es difícil dar con ellas, no abundan. Yo he tenido la suerte de dar con dos en mi vida. Una es mi mujer, y la otra es este individuo llamado Jose.

Lo conocí por casualidad en Agosto de 2002, cuando él tenía 22 y yo 29, junto a un montón de personas más cuando inauguraron un "cibercafé" al lado de mi casa. Pertenecía a una pandilla de entre unas 10 y 20 personas (variaba según el día). Me llamó la atención porque era bastante payasete, siempre estaba de broma. Su pandilla decidió "acogerme", o me "acogí" yo a ellos, no sé, pero el caso es que empecé a andar con ellos y pronto se convirtió en mi favorito de todo el grupo.

Le supero a él en edad en 7 años y a la mayoría de ellos en 10, pero no tuvieron ningún problema en aceptarme en "la manada". Recuerdo esa época como una de las más felices que he tenido nunca, nunca me había reído tanto como en esos primeros años. Él, junto a Vicente y Alex eran "las risas" personificadas. Por que cualquier cosa valía, ya que "las risas, son las risas". Con el tiempo y las obligaciones la pandilla se fue disgregando casi en su totalidad, pero Jose siempre ha estado ahí, nunca ha desaparecido, en parte porque ha madurado mucho en estos últimos años. Ha pasado de ser el fiestas cabra loca incapaz de aguantar a una mujer más de una semana a ser todo un hombre que vive con su novia formal y ya hacen 6 años. Me lo hubieran dicho entonces y no me lo creía.

Han pasado ya 11 años desde que lo conocí, y en todo este tiempo se ha convertido en algo más que mi mejor amigo, ya que yo lo considero como un hermano pequeño desde hace mucho tiempo (también ayuda el hecho de que su familia sea igual de amable y simpática, de casta le viene al galgo). Me ha servido alguna vez de hombro en el que llorar y muchísimas otras veces, unas sabiéndolo y otras sin saberlo, su sentido del humor ha hecho que días malos se convirtieran en días soportables o incluso buenos. Y es que, si por algo destaca este hombre, es sin duda por conseguir sacar una sonrisa hasta en un velatorio.

Todo el mundo que lo conoce lo quiere, en uno u otro grado. Alguno lo quiere a rabiar y algún otro lo quiere... matar. Jaja, no en serio, cualquiera que pasase un día con él se daría cuenta de que la buena suerte no es que te toque el euromillón, sino el tener personas así en tu vida, que te hacen estar contento "aunque no quieras".

Habitualmente se hacen homenajes a las personas que ya han muerto, cuando ya de nada le sirve al muerto que todos le digan cuánto lo querían. Yo prefiero hacerlo al revés, me gusta decirle a las personas que son importantes para mí que son eso, importantes, y por ese motivo he querido hoy dedicarle este pequeño vídeo de 6 minutos con un resumen de estos 11 años con él.

Los que lo vean apreciarán que siempre sale haciendo el tonto en las fotos. No es que las haya elegido, es que es incapaz de poner una cara normal para una foto, hasta ahí llega su "tontuna" para hacer que te rías.

Pues eso Josete, que eres importante en mi vida, así que espero que nos muramos los dos de viejos llamando al Mon "gordo cabrón" hasta el último de nuestros días.

No cambies nunca.

No tienes una cuenta de Idolium para comentar? Usa otra aquí: